Ojos en la carretera y la mente enfocada

Cualquier viajero en Austin puede confirmar que hay muchos autos en la carretera. De acuerdo con el sitio web Gouling.com, aproximadamente el 8.7% de los hogares de los EE. UU. No tienen automóviles. En Austin, ese número es tan solo el 6%.

Los operadores de Capital Metro hacen un esfuerzo increíble al navegar por la marea del tráfico de la mañana y la tarde, sin mencionar el laberinto de proyectos de construcción en toda la región. Para complicar más el trayecto, está la cantidad de conductores distraídos que ven los atascos de tráfico como una oportunidad para responder a un mensaje de texto o enviar un “último” correo electrónico. Durante este Mes Nacional de la Seguridad, quisimos ofrecer algunos consejos para ayudar a nuestros conductores a mantener sus ojos en la carretera y la mente enfocada.

1.     No envíe mensajes de texto al manejar. Esto parece tener sentido común. En 2017, Texas prohibió enviar mensajes de texto al manejar, pero aún así sigue sucediendo. Para evitar enviar mensajes de texto la gente opta por usar el comando de voz, pero aún así eso requiere un enfoque mental que debería ser utilizado para manejar.

2.     Maneje con las manos libres. A veces se necesita un mapa para llegar a su destino y cuenta con las aplicaciones para evitar los atascos de tráfico. En estos casos se recomienda poner el teléfono en un soporte ya que la ordenanza de la ciudad requiere que usted opere su teléfono con las manos libres.

3.     Use el “no molestar”. Casi todos los sistemas operativos vienen con la opción de colocar el teléfono en el modo “no molestar” al estar manejando. Envíe un mensaje en automático a cualquier persona que intente enviarle un mensaje de texto, haciéndole saber que volverá a comunicarse con ellos una vez que se haya detenido.

4.     Ponga en silencio su celular. Si no puede estar sin su teléfono, póngalo en silencio al manejar. O aún mejor, póngalo fuera de alcance. Una mirada a la pantalla o un momento en que se apresure en tomar el teléfono puede tener efectos devastadores para el resto de su vida.

Es imperativo considerar su seguridad, la seguridad de quienes viajan con usted y quienes lo rodean cada vez que maneje. Todos los que se comparten la carretera desempeñamos un papel en la seguridad vial.

Eyes on the Road, Head in the Game

Any commuter in Austin can tell you, there are a lot of cars on the road. According to Governing.com, an estimated 8.7 percent  of U.S. households are without cars and in Austin, that number is 6 percent.

Capital Metro operators do an amazing job of navigating the chaos of morning and afternoon traffic, not to mention the maze of construction projects underway across the region. Complicating their daily treks are the number of distracted drivers who see traffic jams as an opportunity to answer a text or squeeze in one more email response.

During National Safety Month, we’d like to offer some tips for our fellow drivers to help them keep their eyes on the road and their head in the game.

  1. Don’t text and drive. This seems like a no-brainer. In 2017, Texas banned texting while driving, but it still happens. People use voice commands  to compose texts as a way to get around that, but it still requires mental focus that could be better spent on driving.
  2. Operate hands-free. Sometimes you need a map to get where you’re going, and you have apps to skirt traffic snarls. But put it in a holder. City ordinance requires you operate your phone hands-free.
  3. Use “do-not-disturb.” Nearly every operating system comes with the option to place the phone in “do-not-disturb” mode when you’re driving. It sends a message to anyone trying to text you, letting them know that you will get back to them once you have stopped. It’s a great feature and one worth using as no text is worth crashing over.
  4. Silence your cell phone. If your phone is your life, silence it when driving. Or better yet, put it out of reach. One glance at a screen or moment scrambling for a phone can have devastating, life-long effects.

It’s imperative to consider your own safety, the safety of those riding with you and those around you every time you get behind the wheel. Everyone you encounter on the road has a lot riding on safety.